Bullying ¿Qué es y cómo actuar?

Home/Adolescencia, Infantil y desarrollo/Bullying ¿Qué es y cómo actuar?

Bullying ¿Qué es y cómo actuar?

¿Qué es el bullying?

Su significad o fundamental es el siguiente: acosar, molestar, hostigar, obstaculizar o incluso agredir físicamente a alguien. Se trata, pues de una fuerte y agresiva intromisión en la vida y las acciones de otra persona.

En las víctimas, el bullying puede provocar problemas personales permanentes, trastornos en el desarrollo e incluso graves consecuencias para la salud. El agresor escoge una víctima y, a partir de diferencias a veces mínimas en las características de dicha persona, la coloca en su punto de mira. Otros miembros del grupo son convocados a participar en el acoso, o si no participan que por los menos azucen, y de esta manera habrá el (público) necesario, para el (espectáculo).

Las acciones de bullying que se presentan con mayor frecuencia son:

  • Acechar y espiar en el camino de la escuela a casa, perseguir, echar, dar puñetazos o codazos, empujar y propinar palizas.

  • Marginar de la comunidad de la clase,en el juego y en reuniones privadas.

  • Reírse del otro, ridiculizarlo, hostigarlo, hacer comentarios hirientes sobre él.

  • Inventar rumores y mentiras.

  • Extorsionar requiriendo valores materiales o determinadas acciones bajo amenaza de violencia.

  • Intimidar con amenaza de violencia, reducir al silencio.

  • Burlarse, mofarse continuamente, tratar con sobrenombres ofensivos.

  • Acusar sexualmente, también a través de bromas humillantes y groseras.

  • Juego sucio en el deporte, tender trampas.

  • Hacer imputaciones injustas, hacer denuncias con el fin de causar perjuicio.

  • Esconder, dañar o robar prendas de ropa u otros objetos personales.

  • Destruir el material o trabajos de clase.

  • Ocultar al otro informaciones importantes.

 

Las características típicas del bullying

  • El bullying puede tener por autores tanto a individuos como a grupos.

  • Se caracteriza por un proceder sistemático y estratégico.

  • Se extiende durante un período más o menos prolongado.

  • Puede tener lugar tanto de forma directa como indirecta (a través de las agresiones físicas o psíquicas, o de intrigas).

  • Desde varios puntos de vista, el bullying es un proceso de represión de problemas propios.

  • Sus víctimas se sienten en desventaja y se consideran las culpables de la situación.

  • Las víctimas de bullying se sienten discriminadas y socialmente aisladas.

 

Estrés psíquico y físico como consecuencia del bullying

A raíz del estrés producido por bullying en la escuela, la víctima desarrolla un sentimiento de malestar general, que puede manifestarse de formas muy distintas, una intranquilidad constante o dolores de cabeza, pero en ocasiones tanto los padres como los hijos, se encuentran con dificultades para encontrar la causa de ese estado.

La presión que siente la víctima de bullying puede llevar a problemas psíquicos de largo alcance. Se cuentan entre ellos tanto las constantes heridas anímicas como la pérdida de conciencia del propio valor o, en el peor de las casos, la caída en la depresión.

¿Qué papel tiene los padres?

En el contexto del bullying se distinguen cuatro ámbitos que son absolutamente irrenunciables para el papel de los padres en la prevención del bullying y en el control de esa situación:

  • La educación previsora es la mejor prevención.
  • Muéstrense abiertos en todos las fases del desarrollo de su hijo.
  • Frente a los problemas de los hijos, hay que demostrar comprensión, paciencia y tolerancia en la medida de lo posible.
  • Escuchen con atención a su hijo, pero eviten las histeria y el control excesivo.
  • Pregunten a su hijo sobre sus vivencias en la escuela.
  • Aclaren el trasfondo del comportamiento agresivo de los que acosan a su hijo y libérenlo en lo posible del sentimiento de ser culpable de lo que sucede.
  • Recuerden que en ocasiones el cambio de escuela no significa una salvación para las víctimas del bullying.
  • Muestren a su hijo disponibilidad para intervenir de forma activa y, llegado el caso, préstenle realmente ayuda.
  • Si de todas formas el diálogo con su hijo está empantanado, soliciten la ayuda de terceros.

 

 

 

Leave A Comment