Cómo mejorar en nuestro día a día

Home/Infantil y desarrollo/Cómo mejorar en nuestro día a día

Cómo mejorar en nuestro día a día

Cuando queremos fijarnos un objetivo específico ¿qué podemos hacer? porque puede pasarnos que en ocasiones estamos perdidos sin saber muy bien hacia dónde ir o que rumbo tomar, en estos casos es importante visualizar la dirección que queremos en nuestra vida y a partir de ahí, poner toda la energía en la misma.

Para ello es importante establecer un tiempo específico, de lo contrario podemos caer en el error de que nuestro objetivo se alargue demasiado en el tiempo y se nos pierda. Una de las medidas que podemos tomar para dar firmeza a nuestra decisión y que es importante es quedarlo por escrito. Además de ello podemos:

1. Desarrollar un plan que ayude a alcanzar nuestro objetivo

2. Tener en cuenta el precio que vamos a tener que pagar por ello, ya que cualquier inversión que realicemos, sea cual sea el tipo va a suponer un coste.

Eso sí, una vez que tenemos nuestro objetivo en mente:

  • Tenemos que darle una forma concreta, cuanto más específico sea para nosotros mejor.
  • Tenemos que tenerlo en mente como algo muy importante en nuestra vida.
  • Este deseo se tiene que convertir en un compromiso, es decir, ir un poco más allá.
  • Si nuestro deseo se ha convertido en un compromiso, en nuestra mente va a estar en casi todo momento presente el HAZLO.

Y desde luego hay unos aspectos fundamentales que están encabezados por la clave de todo este proceso que emprendemos para mejorar.

Nosotros somos la clave, debemos tener un cambio de actitud

A partir de aquí, habiendo tomado consciencia debemos:

1. Actuar, tener decisión para llevar adelante aquello que tenemos entre manos.

2. Abandonar el pesado equipaje de emociones negativas que a veces portamos e intentar ver el lado bueno de las cosas.

3. Aprender a enfrentarse al miedo, ya que en muchas ocasiones este crea dificultades imaginarias.

4. Si hay algo mínimo por lo que dar las gracias, vamos a hacerlo, es importante saber valorar lo que se tiene.

5. No decaer, y si las cosas no salen bien a la primera, hay que intentarlo, y seguir intentándolo, buscando otras opciones.

Por último, para conseguir lo que uno quiere, en muchas ocasiones hay que salir de la zona de confort, que son esas rutinas en las que nos sentimos muy cómodos, pero que solo nos proporcionan eso, comodidad y no nos llevan a nada, así que una vez que hemos tomado consciencia de lo qué queremos y cómo debemos conseguirlo, hay que pasar a la acción con ánimo, pensamiento positivo y un compromiso con nuestro plan.

Leave A Comment