Don enfado me acompaña

Don enfado me acompaña

enfadoEn ocasiones por cosas que no tienen importancia, en otras ocasiones si la tienen, o se la damos, el caso es que el enfado nos acompaña muchas veces en nuestro día a día, tocándonos por momentos o instalándose en nosotros.

El enfado es una emoción que nos ataca directamente, intentamos negar una realidad que es evidente, mediante un mal gesto, un grito, desahogándonos con alguna persona, o incluso arremetiendo contra nosotros mismos, ya que afecta a nuestro estado físico y mental.

Nos podemos enfadar por algo que nos pasó en nuestro trabajo, por alguna gestión que no pudimos terminar, por  un pequeño contratiempo, por algo que ocurrió en nuestra casa, cuando no conseguimos lo que queremos, cuando tenemos que afrentarnos a algo que no nos gusta, y puestos a enfadarnos, también puede ser con personas, parejas, hijos, padres, compañeros…

El enfado tiene que ver con nuestras exigencias, expectativas, y con la capacidad de poder ejercer control en nuestras emociones.

Las consecuencias del enfado las hemos experimentado todos y lo que conseguimos es romper nuestro equilibrio, un terrible dolor de cabeza, sentir un gran malestar interior, pensamientos repetitivos en torno a la persona o situación que hace que nos sintamos de esa manera, y si además nos hemos pasado con lo que hemos dicho o hecho, pesa sobre nosotros la culpa.

Y para manejar todo esto, los expertos recomiendan:

–          Entender los motivos del enfado.
–          En ocasiones hacer un tiempo fuera y salir de la discusión o de la situación.
–          Mirar la cuestión que nos afecta con matices, no en blanco o negro.
–          Respirar e intentar tranquilizarnos.
–          Determinar, hasta aquí llegó y no seguir con el enfado.
–          Paciencia y búsqueda de soluciones.

¿Cómo lleváis esto de los enfados? ¿Os enfadáis más con personas o situaciones? ¿Hace tiempo que os viene esta emoción? o por el contrario,¿Raro es el día que no las sentís? ¿Cuáles serían vuestras recomendaciones para llevar a “ don enfado”, guardado en la mochila?

 

Un saludo a todos y todas.

 

Julia Rodríguez Psicología

653 93 40 50

Leave A Comment