FIBROMIALGIA, CUERPO Y MENTE

Home/Profesionales Psicología y salud/FIBROMIALGIA, CUERPO Y MENTE

FIBROMIALGIA, CUERPO Y MENTE

Definición

La fibromialgia es una patología relacionada con el dolor crónico, ya que el síntoma más característico es la presencia de un dolor crónico de origen músculo esquelético, con carácter generalizado y especialmente intenso en zonas musculares, tendinosas y articulares. Además se dan otros síntomas como fatiga crónica, rigidez, mala calidad del sueño, labilidad emocional, sensación de incapacidad, baja autoeficacia y como consecuencia conductas de evitación.

Debido a que presenta síntomas comunes a otras patologías como ansiedad o depresión, es frecuente que haya confusión en el diagnóstico inicial, provocando un bagaje de la persona que la padece por diversos recursos y profesionales, hasta que le proporcionan un diagnóstico adecuado.

Origen de la fibromialgia

Aunque su origen ha sido motivo de controversia durante mucho años, hasta 1992 no fue reconocida como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud, creyendo antes que su causa esa somática. No obstante, los últimos avances en la investigación de esta enfermedad han evidenciado que es una patología relacionada con el sistema neurológico, cuya causa radicaría en desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central.

Aspectos que influyen en la vivencia de la fibromialgia

  • Cómo viva la persona la experiencia de dolor.
  • El grado de ansiedad, depresión, tristeza que le produzca su vivencia.
  • La interpretación que le de el enfermo a su enfermedad que tienes que ver con la creencia y estilo de afrontamiento del dolor.
  • Qué es lo que hace la persona cuando le viene el dolor.
  • Su personalidad.
  • El nivel de apoyo percibido por el resto de personas.
  • Situación socioeconómica.

Por qué abordarla también desde un punto de vista psicológico

La fibromialgia hay que abordarla desde un punto de vista psicológico porque presenta alteraciones a nivel cognitivo, afectando a funciones como la memoria y la atención; y un estado de ánimo alterado que se refleja en ansiedad, depresión, fobias, trastornos-obsesivos, compulsivos, etc.

Todo esto unido al dolor intenso y persistente causa un gran sufrimiento a la persona que padece dicha enfermedad, que en ocasiones se ve impotente para manejar las distintas situaciones que se le presentan.

Tratamiento de la fibromialgia

El tratamiento psicológico va destinado a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen fibromialgia, siendo dos pilares fundamentales, la información y la educación acerca de su dolencia y que la persona pueda llegar a controlar los aspectos emocionales (ansiedad, depresión… ), potencie y entrene capacidades cognitivas (memoria, atención), que aprenda a reconocer las creencias erróneas acerca de su enfermedad y ponga en práctica las nuevas estrategias que se le enseñan en la terapia, para que de esta manera responda de una forma más consistente y adaptativa a las señales de dolor.

Junto con los aspectos citados anteriormente, se incluye el aprendizaje de técnicas de relajación, habilidades de afrontamiento y solución de problemas, higiene del sueño, aumento de actividades a nivel individual y social, de tal forma que se logre un cambio en hábitos fundamentales y se logre una mejoría evidente de la persona.

Leave A Comment