¿”50 sombras de Grey” transmite un mensaje de maltrato de pareja?

Home/Alteraciones conducta emocional, Familia, parejas y sexualidad/¿”50 sombras de Grey” transmite un mensaje de maltrato de pareja?

¿”50 sombras de Grey” transmite un mensaje de maltrato de pareja?

14grayEn declaraciones a EuropaPress, el especialista en Psicología Clínica, Eladio Rosique, ha advertido que los libros de ’50 sombras de Grey’ transmiten un mensaje de fondo que representa la “esencia” de muchas relaciones de maltrato, donde la mujer ha de buscar un hombre guapo, rico y deseable, someterse a él y convertirse en todo lo que él desea sin hacer caso a ninguna de las alarmas que indican que puede ser dañino, porque con el tiempo esa relación cambiará y la terminará amando.

“Ésta es la esencia de muchas de las relaciones de maltrato y en este punto me siento en la obligación de pulsar el botón de alarma”, explica Rosique, quien recuerda que ha visto “demasiado sufrimiento generado por expectativas imposibles y por sumisiones penosas” como para que esto no le produzca “un profundo rechazo”. El psicólogo explica que ’50 sombras de Grey’ es una obra “controvertida y compleja” de analizar. Así, admite que es innegable que un fenómeno editorial que ha arrasado de esta manera en el sector femenino “tiene que haber sabido responder a una necesidad no del todo reconocida”. Probablemente, considera que esta obra “ha sacado a relucir un tipo de sexualidad menos estandarizada y basada en el juego que ha estimulado la imaginación y el deseo en muchas mujeres”. Para Rosique, el hecho de que la gente se plantee y explore abiertamente sus propias necesidades le parece “liberador” y cree que ésta sería la lectura “más positiva” del fenómeno ‘Grey’.

Sin embargo, como psicólogo se siente en la “obligación” de profundizar algo más en la cuestión. Desde el punto de vista puramente clínico, Rosique cree que no es apropiado catalogar de “trastorno” cualquier práctica sadomasoquista porque solo se puede hablar de parafilia cuando se produce un sufrimiento no deseado a uno mismo o a otros y altera el funcionamiento cotidiano de forma inacapacitante y esto se produce en un número muy reducido de casos. Por otra parte, al margen de la práctica sexual en sí misma, Rosique indica que nuestra mente “no puede funcionar con compartimentos totalmente estancos y, fuera del juego erótico, puede establecerse una relación de dominación o sumisión que no sea del todo saludable”. “Porque lo psicológicamente sano no sólo consiste en que las dos partes de la pareja estén de acuerdo y aprueben este tipo de prácticas sino que debemos tener en cuenta también a dónde nos puede conducir.

Por ejemplo, una pareja puede estar de acuerdo en beber mucho alcohol y llevarles, esta decisión libre, a un desastre personal”, subraya. Rosique reconoce que los psicólogos pasan mucho tiempo de su trabajo comunicando la importancia de una relación equilibrada basada en el respeto mutuo, por lo que “puede generar confusión en la pareja y afectar negativamente en su estilo de relación asumir como bueno un juego de roles tan desiguales”.

Y vosotros, y vosotras…, qué pensáis?

20minutos

2 Comments

  1. Maria 4 marzo, 2015 at 19:52 - Reply

    Buenas tardes! Creo que es alarmantemente exagerado el cariz que esta tomando las controversias suscita por la peliculas y los libros. Es ficcion, es tematica romantica, como tantas pelis o libros e incluso los cuentos de Blancanieves, Cenicienta y demas. Es posible, indudablemente que cierto sector mas joven pueda medir limites , pero no creo q sea la pelicula la que lo suscite a ello. No seamos tan melodramaticos…y disfrutemos de las buenas lecturas q los libros nos aportan.
    Gracias.
    Un saludo.

  2. Julia Rodríguez Psicología
    Julia Rodríguez Psicología 10 marzo, 2015 at 11:29 - Reply

    Hola María. No puedo estar más de acuerdo contigo en el fondo de la cuestión, pero seguro que igualmente compartes conmigo que los productos de la cultura en general, y las películas en particular, tienen un fuerte impacto sobre la forma en que todos vemos el mundo. Y cuando ese impacto se produce sobre personas bien formadas y con capacidad de análisis crítico, efectivamente son un disfrute. Nuestra prevención se sitúa en el entorno de quien aún no tiene esa capacidad, como jóvenes y adolescentes que aún no se han acercado a la experiencia emocional, sexual y de pareja, y que están expuestos a modelos disfuncionales, cuando no directamente violentos con el género femenino. Ahí es donde queremos situar la alerta, que seguro compartimos. Gracias por tu comentario!! Julia.

Leave A Comment