Vence la tentación: no preguntes a nadie cuándo va a tener hijos

Home/Adolescencia, Alteraciones conducta emocional, Familia, parejas y sexualidad/Vence la tentación: no preguntes a nadie cuándo va a tener hijos

Vence la tentación: no preguntes a nadie cuándo va a tener hijos

Img_HabilidadesPadresTanto si eres una mujer treintañera, como una pareja que lleva saliendo unos cuantos años, lo más seguro es que, al menos una vez a la semana, alguien venga y pregunte: “Bueno, ¿cuándo vas a tener un bebé?”.  En fin…

En estos casos, mientras la mayoría de nosotros simplemente nos dedicamos a brindar una sonrisa falsa y ponerles verdes después en privado, una mujer decidió tomar cartas en el asunto y pararles los pies a esos fisgones entrometidos. La escritora Emily Bingham colgó una publicación en Facebook explicando en términos muy claros porqué la fertilidad de los demás no es asunto tuyo. Parece que muchas mujeres (y algunos hombres) se han sentido identificados con estas palabras de Bingham, ya que su post se ha compartido más de 73.000 veces.

Para acompañar la publicación, se le ocurrió la genialidad de utilizar incluso una foto de una ecografía que encontró en Google para llamar la atención de la gente. Esto es lo que escribió:

“¡¡Hola a todos!! Ahora que he captado vuestra atención con esta ECOGRAFÍA ALEATORIA que he encontrado en Google, solo quería recordaros que las decisiones y los planes de reproducción y procreación de la gente no son asunto vuestro. NO SON ASUNTO VUESTRO”.

Y seguía: “Antes de preguntar a esa pareja joven de recién casados que llevan juntos toda la vida cuándo van a empezar a ampliar la familia…, antes de preguntarle a los padres de un hijo único cuando van a darle un hermanito o una hermanita…, antes de preguntarle a un soltero o una soltera que cuándo va a tener hijos porque, bueno, ya han pasado los treinta y se les pasa el arroz… Parad. Por favor, no lo hagáis.”

 

“No sabéis quién tiene problemas de fertilidad, quién ha sufrido un aborto, o si tienen problemas de salud. No sabéis si la relación va bien, si están sometidos a mucho estrés o si, simplemente, no es buen momento. No sabéis si quieren tener más hijos o tan siquiera tener hijos a secas. No sabéis quién ha decidido que no es lo suyo ahora mismo (o que quizás nunca lo sea). No sabéis de qué manera vuestra pregunta, aparentemente inocente, podría provocarle a alguien dolor, tristeza, estrés o frustración. Claro que ese tipo de preguntas no afectan en absoluto a algunas personas, pero os aseguro por mi experiencia y la de muchos amigos que, probablemente, a la mayoría si les afecte”.

Bingham no es la primera persona en señalar que preguntar a la gente sobre tener bebés puede afectar a aquellos que están teniendo dificultades para concebir. La modelo Chrissy Teigen, esposa del músico John Legend, ya habló abiertamente en televisión sobre los problemas de fertilidad por los que están pasando a principios del mes. En una conversación con Tyra Banks, quien también ha hablado públicamente sobre la fertilidad, Teigen advirtió que no es bueno meterse en la vida privada de los demás.

“Cada vez que alguien me pregunta si voy a tener hijos, les digo que un día le van a preguntar eso a la mujer equivocada, a alguien con problemas, y le van a hacer mucho daño”, aseguró Teigen, “y lo odio. Lo odio. Dejad de preguntarme”.

Para Bingham, la pregunta sobre tener hijos siempre sobra, no importa a quién se la hagas: “En conclusión: ya seas un amigo o familiar con buenas intenciones, un vecino cotilla o bien quieres ser abuelo o abuela: no es asunto tuyo. Pregúntale a la gente qué les emociona en este momento. Pregúntales cuál ha sido su momento del día preferido. Si una persona quiere hacerte partícipe de algo tan personal como sus planes respecto a tener o no hijos, te lo harán saber. Si solo tienes curiosidad, siéntate y espera a que salga de ellos contártelo, solo si y cuando estén listos.

 

HuffingtonPost

Leave A Comment